Programación neurolinguística e hipnoterapia como método de curación de la acrofobia o miedo a las alturas

El miedo a las alturas, también conocido como acrofobia, es una fobia extremadamente común que experimentan hombres y mujeres de todas las edades.

De hecho, los investigadores han demostrado que, hasta cierto punto, el miedo a las alturas es natural para muchas personas y animales.

Lo que convierte un miedo común a las alturas en una fobia es que el miedo es tan extremo que se considera irracional o que interfiere con la vida diaria de una persona.

En un esfuerzo por evitar las alturas, las personas con acrofobia a menudo se ven obligadas a evitar edificios altos, balcones y otras áreas y situaciones comunes. En algunas personas, el mero pensamiento de alturas puede ser suficiente para desencadenar un ataque de ansiedad.

El miedo a las alturas se puede desencadenar en cualquier lugar elevado que haga que una persona se sienta incómoda; esto incluye escaleras, techos, montañas rusas, puentes y muchos otros lugares que encontramos en nuestra vida diaria.

Algunas personas con fobia a las alturas pueden sentirse cómodas en algunas áreas, como su propia casa de dos pisos, pero se asustan en otras situaciones, como cuando suben una escalera.

La acrofobia puede desencadenar síntomas muy intensos, como ataques de ansiedad, mareos, náuseas, desmayos, temblores, sudoración y muchos otros.

A diferencia de otras fobias comunes, muchas personas con miedo a las alturas no responden “histéricas”, sino que se “petrifican” o se congelan de miedo. Por ejemplo, una persona puede subir una escalera, pero de repente se siente demasiado nerviosa para bajar y quedar atrapada de esta manera.

La acrofobia puede ser particularmente debilitante porque los pacientes pueden sentirse emocionalmente abrumados en situaciones en las que necesitan estar tranquilos y relajados para mantenerse seguros.

Las personas que se encuentran en un lugar alto, como la parte superior de una escalera, pueden sufrir un ataque de pánico que puede resultar en una lesión; aunque también la persona puede comenzar a temblar con tanta fuerza que corren el riesgo de caerse y lastimarse.

Por lo tanto, es importante para las personas cuya acrofobia es potencialmente peligrosa recibir tratamiento para su afección.

En el pasado, los tratamientos incluían exponer repetidamente a una persona a alturas para que pudieran tratar de “enfrentar su miedo”. Este enfoque resulta traumático e inefectivo para la mayoría de las personas.

Otros tratamientos más exitosos incluyen medicamentos y terapia contra la ansiedad. La hipnoterapia es un tratamiento particularmente bueno porque es seguro, efectivo y no invasivo.

La hipnosis tradicional funciona mediante el uso de sugerencias post-hipnóticas directas para “decirle” a las personas qué hacer.

En esta época, este método a menudo resulta ineficaz, ya que las personas tienden a ser pensadores independientes y se resistirán a las sugerencias directas rechazando inconscientemente sus instrucciones.

Los practicantes de hipnosis experimentados ahora usan técnicas de hipnoterapia Ericksoniana más sofisticadas para evitar este problema.

La hipnoterapia Ericksoniana, desarrollada por Milton Erickson, es una forma mucho más efectiva de hipnosis que los métodos convencionales.

Utiliza sugerencias indirectas ocultas en historias, metáforas y conversaciones para guiar a la mente inconsciente hacia un nuevo proceso de pensamiento libre de fobia.

Esto funciona porque es más difícil para el inconsciente resistir las sugerencias ocultas en un diálogo, que las sugerencias directas post-hipnóticas que son evidentes para la mente consciente.

Un buen programa de hipnoterapia combina una multitud de técnicas diferentes para garantizar su efectividad para cada individuo.

La combinación de varias técnicas de hipnoterapia Ericksoniana y Programación Neurolinguística (PNL) es perfecta para prácticamente todos los que intentan librarse de una fobia.

El programa combinado comienza con una sesión de terapia de relajación. Una vez que su mente esté calmada y clara, se pueden aplicar técnicas de PNL para eliminar una fobia.

Todas las fobias provienen del mismo tipo de proceso de pensamiento, por lo que todo lo que necesita es un programa único de hipnoterapia con la formulación correcta para vencer cualquier fobia, o incluso fobias múltiples.

Resumen

Muchas formas de terapia dependen del esfuerzo consciente para resolver una fobia, pero esto a menudo no funciona porque las fobias están arraigadas profundamente en la mente inconsciente.

Las técnicas disponibles en la hipnoterapia Ericksoniana y la PNL son particularmente buenas para curar las fobias porque operan en este nivel inconsciente.

Las fobias se activan cuando la emoción del miedo está inconscientemente conectada a una imagen mental, como mirar hacia abajo desde un lugar elevado.

Al separar o desasociar la sensación de miedo de la imagen, ciertas técnicas hipnóticas y de PNL pueden curar una fobia de forma permanente muy rápidamente.

Las sesiones de hipnoterapia pueden ayudar a una persona a vencer rápida y fácilmente el miedo a las alturas.

Es una de las formas más seguras de tratamientos de fobia disponibles, sin efectos secundarios negativos. Para las personas que buscan superar la acrofobia o cualquier otro trastorno de ansiedad, la hipnosis ofrece una forma bien equilibrada de alivio de la fobia sin estrés.

Programación neurolinguística e hipnoterapia como método de curación de la acrofobia o miedo a las alturas
Califica esta publicación
Previous Post

Programación neurolinguística e hipnoterapia como método de curación de la carcinofobia o miedo al cancer

Next Post

Programación neurolinguística e hipnoterapia como método de curación de la claustrofobia

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.