Metaprograma-4

Metaprograma 4 – Semejanza vs Diferencia

Estamos viendo los metaprogramas, los filtros mediante los que nos comunicamos y también influimos en el resto. Anteriormente, aprendimos de qué manera determinar si alguien se mueve cara o lejos de las cosas, si tiene un marco de referencia interno o externo, y si priorizan por ellos mismo o por otros.

Ahora vamos a ver otra forma en que las personas procesan la información. Para este metaprograma, vamos a hacer un experimento. Mira las tres figuras de abajo y di de qué manera se relacionan entre sí. Recuerda o anota tu contestación.

rectangulos

Si te piden que describas la relación entre estas tres figuras, puedes responder de muchas formas. Podrías decir que todos son rectángulos. Podrías decir que todos ellos tienen cuatro lados. Podrías decir que dos son verticales y uno horizontal, o que dos están de pie y uno está recostado, o que ningua figura tiene exactamente la misma relación con las otros dos. O que uno es diferente y los otros dos son iguales.

Hay muchas contestaciones razonables a esa pregunta, pero en último término ¿qué ocurre aquí? Todas estas son descripciones de la misma imagen, pero tienen enfoques de forma plena diferentes. Lo mismo sucede con el metaprograma de diferencia y semejanza.

Metaprograma de Semejanza vs Diferencia

Metaprograma-4Este metaprograma determina la forma de ordenar la información para aprender, entender, y digerir las cosas. Para determinar si alguien busca las semejanzas o diferencias, puedes preguntarle sobre la relación entre cualquier conjunto de objetos o situaciones, y observar si se enfoca primero en las semejanzas o en las diferencias.

1. Personas que intentan semejanzas

Algunas personas responden al planeta mediante la busca de la igualdad. Ven las cosas y intentan lo que tienen en común. A esta gente se le puede llamar “comparadores”. Usualmente no les agradan los cambios. Hay dos tipos:

  • Persona comparadora: intentan las semejanzas en las cosas y por lo general ignoran las diferencias. Cuando miran las figuras precedentes podrían decir: «Todos son rectángulos».
  • Comparador con excepciones: este género de comparador encuentra semejanza pero con ciertas excepciones. Podría ver las figuras y decir: «Todos son rectángulos, pero uno está recostado y los otros dos están de pie».

2. Personas que intentan diferencias

Otras personas intentan las diferencias y se pueden llamar “diferenciadores”. Buscan de manera continua el cambio. Hay dos géneros de ellos:

  • Persona diferenciadora: esta clase solo se fija en las diferencias de las cosas. Podría ver las figuras y decir que son todas distintas y no guardan relación entre sí. No son para nada iguales.
  • Diferenciador con excepciones: El otro género de “diferenciador” ve las diferencias pero con excepciones. Este género de persona vera primero las diferencias, y entonces verá los aspectos que tienen en común. Es igual que el comparador con excepciones pero a la inversa.

¿Cuál es la diferencia entre un comparador y un diferenciador?

Encontrar la diferencia o la semejanza son aspectos muy esenciales, en tanto que pueden influir de muchas formas.

Si tienes un trabajo que requiere hacer siempre y en toda circunstancia lo mismo un año tras otro, ¿te complacería contratar a una persona diferenciadora? Por supuesto que no. Quieres contratar una persona comparadora, en tanto que sería muy feliz en un trabajo de esa naturaleza (les agrada la estabilidad y evitan el cambio)

Sin embargo, si tienes un trabajo que requiere un sinnúmero de flexibilidad o cambio muy frecuente, ¿te complacería contratar a una persona comparadora en esa situación? Obviamente no.

Estas distinciones pueden ser realmente útiles para descubrir lo que puedes esperar de una persona. Lo mismo aplica en una relación, en tanto que las personas comparadoras tienden a buscar parejas que sean “para siempre y en toda circunstancia”, al paso que que las personas diferenciadores probablemente cambien de manera continua de pareja.

Las personas no son perros de Pavlov

En cierto grado, las personas pueden alterar sus estrategias pero solo si alguien habla con ellos en su lenguaje. Para conseguir esto, se requiere un tremendo sacrificio y paciencia para convertir a una persona que ha sido diferenciadora durante su vida. Tal vez no se consiga un cambio completo, pero se podría asistirle a sacar el máximo partido de su enfoque, y ser un tanto menos grosero y doctrinario en el proceso.

Por otra parte, es útil que los comparadores puedan ver las diferencias, en tanto que tienen una tendencia a generalizar. Puede ser útil para un comparador querer todas las diferencias entre esta semana y la semana pasada, o entre las ciudades que visite. Centrarse un tanto en las diferencias ayuda a disfrutar más la vida.

¿Un comparador y un diferenciador son compatibles?

¿Pueden un comparador y un diferenciador vivir felices juntos? Claro, si se comprendan el uno al otro. De esta forma, cuando las diferencias se generen cada persona será consciente de que el otro no es malo o está en lo incorrecto, sino percibe las cosas de una manera diferente. Dos personas no deben ser de forma plena iguales para establecer una buena relación. Es preciso recordar las diferencias en las formas en que los dos perciben las cosas, y aprender a respetar y querer esa forma diferente de percibir el planeta.

A continuación vamos a ver el metaprograma #5 – Tecnicas de convencimiento ¿Qué se precisa para convencer a alguien?

Volver a Escuela Superior de PNL

Previous Post
Metaprograma-6
Blog

Metaprograma 6 – Posibilidad vs Necesidad

Next Post
Metaprograma-3
Blog

Metaprograma 3 – Priorizando por uno mismo o por otros

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.